En Comoras, investigación sobre manipulación electoral

En Comoras, investigación sobre manipulación electoral

A pesar de su reelección como jefe de las Comoras con el 57,2% de los votos, Azali Assoumani carece de legitimidad. Un mes después del examen del 14 de enero destinado a designar al presidente del archipiélago y a los gobernadores de las tres islas, ni la Unión Europea (UE) ni Estados Unidos han reconocido los resultados publicados. Tampoco felicitaron al ex coronel golpista, que además es el actual presidente de la Unión Africana (UA) hasta la cumbre de la organización, que se celebrará los días 17 y 18 de febrero.

Tras el anuncio de los resultados provisionales y una tasa de participación del 16,3% (revisada y aumentada al 56% el 24 de enero), los disturbios paralizaron el archipiélago durante dos días y provocaron la muerte de un manifestante. Los recursos presentados por candidatos de la oposición ante el Tribunal Supremo, cuyos miembros eran designados por el gobierno, no tuvieron éxito. Pero El mundo pudo consultar documentos y recoger testimonios que demuestran que efectivamente hubo fraude organizado por parte del poder durante la auditoría, que se vio empañada por numerosas irregularidades.

La primera manzana de la discordia se refiere al nombramiento de los 4.340 miembros de las mesas electorales, responsables de garantizar el buen desarrollo de la votación. Para participar debían acreditar un determinado nivel de estudios, seguir un entrenamiento rápido y prestar juramento antes de oficiar. O, en determinados casos, las listas previamente establecidas por las comisiones electorales municipales, según lo previsto por la ley, fueron alteradas arbitrariamente, sin justificación y en el último momento, por la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI).

Leer también | Comoras: el Tribunal Supremo valida la elección de Azali Assoumani, la oposición rechaza los resultados “en bloque”

Este es el caso de Fomboni, la capital de la isla de Mohéli. El mundo pudo establecer que sólo 42 de los 105 miembros de las mesas electorales inicialmente inscritos en las listas estaban presentes el día de la votación. “Hice la capacitación y se suponía que debía recoger mi credencial, pero la CENI nunca me llamó. Una mujer (que no conozco) me reemplazó y ofició en mi lugar en mi mesa electoral”dice un vecino de Fomboni que no quiere ser identificado por temor a represalias.

Contactado por El mundoLa CENI no dice cómo fueron nombrados los 63 nuevos miembros de los colegios electorales de esta ciudad presentes el día de las elecciones, pero habla “Enlaces falsos habituales de última hora” para justificar incoherencias en las listas. La oposición acusa a estos nuevos miembros de proceder exclusivamente del partido presidencial, la Convención para la Renovación de las Comoras.

Delito flagrante de relleno de votos

Te queda el 75% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.