El “criptocrimen” disminuirá en 2023, pero sus formas y canales están evolucionando

El repunte del mercado de las criptomonedas en 2023, completado el 11 de enero de 2024 con la cotización de los once primeros fondos indexados cotizados en bitcoins, parece haber ido acompañado de una caída de la delincuencia que afecta a estos activos financieros.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. Criptomonedas: después de un año 2023 de escándalos y yoyos, crece el apetito por bitcoin

De hecho, el valor global de los criptoactivos que han sido objeto de transacciones ilícitas ha disminuido significativamente en 2023, hasta los 24.200 millones de dólares (22.300 millones de euros), o un 39% menos que en 2022, según la primera estimación de un proveedor de datos especializado en análisis blockchain. Chainalysis publicado el jueves 18 de enero. Representa el 0,34% de todos los volúmenes de transacciones en estos mercados, frente al 0,42% del año anterior, una caída en la que la empresa ve el reflejo. “la creciente madurez de esta clase de activos digitales”.

Pero no es cuestión de alegrarse demasiado rápido, admite en este estudio sobre las tendencias anuales del «criptocrimen», denominación que incluye, entre otras cosas, el robo de activos, el fraude y la malversación en línea, los ataques de ransomware (software pirata que bloquea acceso al archivo de la red informática atacada hasta que se pague un rescate) o incluso la financiación del terrorismo.

Los ingresos por ransomware van en aumento

Su estimación, explica Chainalysis, constituye muy probablemente la parte inferior de un rango que se espera que evolucione. La cifra para 2022, inicialmente estimada en 20.600 millones de dólares, se ha revisado desde entonces a 39.600 millones de dólares. Mientras tanto, algunos de los destinatarios no identificados inicialmente pueden haber sido vinculados formalmente a sitios u organizaciones sujetos a sanciones.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. Detrás de los ataques de ransomware, sigue floreciendo un ecosistema criminal

La cantidad revisada para 2022 también incluye 8.700 millones de dólares reclamados por inversores de FTX, la plataforma de comercio de criptoactivos que quebró ese año. Chainalysis extrae así conclusiones de la condena por fraude del exjefe de FTX, Sam Bankman-Fried, en noviembre de 2023.

La marcada caída de la apropiación indebida de criptoactivos en 2023 no pone en duda la tendencia subyacente hacia un aumento de la morosidad en este mercado: entre 2018 y 2023, los ingresos procedentes de los criptocrimen aumentaron un 426%.

Chainalysis observa al mismo tiempo una marcada evolución en las formas de ciberdelincuencia: por un lado, una clara reducción de las estafas (- 29,2%) y la malversación de fondos (- 54,3%), por otro lado, un aumento de los ingresos por ransomware – aún más Es preocupante, ya que marca una inversión de tendencia después del declive de 2022, y de los mercados de la Dark Net, esa parte “oscura” de Internet a la que sólo se puede acceder a través de software especializado.

Te queda el 45% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.