Agricultores enojados toman la sede de Lactalis en Laval

Unos 200 manifestantes enojados entraron en la sede de Lactalis en Laval (Mayenne) el miércoles 21 de febrero, por convocatoria de la Confederación Paysanne, para denunciar las prácticas del gigante de la industria láctea y exigir mejores salarios para los ganaderos. , señaló un periodista de la Agence France-Presse (AFP).

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. En Alta Saboya, la resistencia de las pequeñas cooperativas lácteas contra el gigante Lactalis

Los manifestantes lograron forzar la entrada con dos tractores y tomaron el vestíbulo de recepción de la sede, cubriéndolo con pegatinas que decían: “Nuestra profesión tiene un precio. Lactalis, devuelve dinero escondido en paraísos fiscales ». Los carteles decían: “Lactalis, depredador del valor” Y “Lactalis mar”. “Lactalis es el primer productor de leche del mundo y no puede pagar correctamente a sus productores”, dijo a los periodistas Laurence Marandola, portavoz nacional de la Confederación Paysanne, en la recepción del grupo agroindustrial. Y para agregar: “Lactalis es el emblema mundial y nacional de empresas que se aprovechan de nuestro trabajo, del precio de nuestros productos y del trabajo de los agricultores. »

“Hay tantas ganancias que no llegan a los productores y criadores, es un absoluto escándalo”dijo el jefe del sindicato agrícola, acusando a Lactalis de “prácticas esclavizantes” e infligir «represalias» a todos los criadores que protestan públicamente contra sus métodos negándose a recoger su leche. “Los criadores de Lactalis no pueden hablar”ella dijo.

La nueva ley Egalim “no puede esperar hasta el verano”

Preguntada sobre los anuncios hechos esta mañana por el Primer Ministro Gabriel Attal, Marandola consideró que la nueva versión de la ley Egalim, que debería garantizar a los agricultores unos ingresos teniendo en cuenta sus costes de producción, no puede esperar hasta este verano. “La prioridad de prioridades no puede esperar hasta el verano. Si en dos semanas podemos resolver las cuestiones sobre los productos fitosanitarios, ¿por qué no podemos adoptar en unas pocas semanas una ley que proteja los ingresos de los agricultores?, ella dijo. Y Gabriel Attal “no garantizaba un precio mínimo que cubriera nuestra remuneración y costes de producción”ella mencionó.

Con más de 28.000 millones de euros de facturación en 2022, Lactalis destronó a otro gigante, Danone, como líder francés de la industria agroalimentaria y entró en el top 10 mundial del sector. El grupo, que celebró su 90 aniversario en octubre, cuenta con 270 plantas de producción en 51 países y 85.000 empleados. Sus productos, cuyo envase no lleva la mención Lactalis, no se venden en 150 países.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. El etiquetado del origen francés de los productos agroalimentarios está amenazado

El mundo con AFP